Publicado may. 24, 2016

Una reducción del 64% en la parada del molino de barras en Chuquicamata de Codelco

El productor de cobre chileno, Codelco, confió en Metso para que realizara la actividad de sustitución de los piñones y coronas para los molinos de bolas (21) y molinos de barras (12) en su gran mina a tajo abierto de Chuquicamata, cuyos resultados han sido notables.

En Chile, la mina de Chuquicamata de Codelco es una de las mayores minas de cobre a rajo abierto del mundo. Situada a 1.200 kilómetros al norte de la capital, Santiago, a una altitud aproximada de 3.000 metros, el sitio es parte de la división norte de la minera chilena.

Las operaciones en Chuquicamata comenzaron en 1910 y, en la actualidad, emplea a más de 6.000 personas. Así, produce aproximadamente 530.000 toneladas anuales de cátodos por electrodeposición y electrorefinación con una pureza de cobre del 99,99%, así como alrededor de 11.000 toneladas de molibdeno fino.

Metso ha proporcionado tecnología y servicios a Chuquicamata durante más de 40 años, por lo que cuando la mina estaba buscando un proveedor para ejecutar una importante revisión de 33 molinos como un servicio integrado, Metso fue una elección natural.

Paradas de servicio significativamente más cortas

Chuquicamata utiliza dos procesos de extracción diferentes en función del tipo de mineral. Así, los minerales de óxido pasan a través de una solución de lixiviación, luego por un proceso de extracción con disolvente y, posteriormente, por un proceso de extracción electrolítica. Por otra parte, los minerales de sulfuro primero pasan por un proceso de chancado y molienda y, luego, por otro proceso de fundición y refinación.

A partir de 2014, Metso ha sido responsable de reemplazar los piñones y coronas para los molinos de bolas (21) y molinos de barras (12), manteniendo un equipo en terreno de alrededor de 30 personas. Gracias a su vasto conocimiento, los expertos en servicio de Metso han logrado reducir el tiempo de inactividad que se necesita para el trabajo de servicio en aproximadamente un 50% en los molinos de bolas, bajando de 8 a 4 días. En el caso de los molinos de barras, la reducción de paradas ha sido aún mayor, ya que las interrupciones del servicio ahora toman 5 días en lugar de 14, es decir, una reducción del 64%.