abr. 13, 2020 El Blog de Minería

Medir, evaluar y mejorar en tiempos de teletrabajo con tecnología remota

Pablo Zuñiga
Pablo Zuñiga
Metso Performance Center Manager
Dada la tradición y ventajas competitivas naturales, la minería se mantendrá como unas de las actividades productivas más relevantes de chile. En este sentido, hacia la minería del futuro, se observa una creciente necesidad en torno al aumento de productividad y calidad, de manera segura para las personas. Lo anterior, genera una creciente demanda por medir y evaluar el comportamiento de los procesos y sus variables relevantes, ya que no se puede controlar lo que no se puede medir y analizar.

La creciente capacidad de sensorización y medición en línea, la incorporación de inteligencia artificial para la ejecución de análisis en tiempo real, en conjunto con el uso de tecnologías que nos permiten ejecutar de forma remota, favorecen la toma de decisiones con impactos positivos en las operaciones.

En el escenario actual, golpeados por una pandemia mundial, la necesidad de implementar dichas tecnologías paso de ser un objetivo de mediano o largo plazo, a transformarse en una necesidad prioritaria, acelerando exponencialmente la transformación digital de las compañías.

¿Cuál ha sido la solución digital más necesitada y requerida?

La capacidad de conectarnos de forma remota y continuar ejecutando nuestras labores y tareas diarias, con el objetivo de mantener un flujo normal en nuestros negocios.

Esto último, sin duda generara un cambio en como podemos desempeñarnos y relacionarnos en el futuro. El “home Office” y los servicios remotos presentan un sin numero de ventajas atractivas en diferentes mercados e industrias, y aunque hoy se haya transformado en “casi” una primera necesidad, esta se debería mantener en el tiempo, dado los efectos positivos sobre nuestros negocios.

¿Cuáles son estas ventajas? Aquí les dejo algunas de ellas.

  1. Trabajar de forma remota

Muchos profesionales hoy en día aman trabajar desde casa, desde la flexibilidad de ambiente que les entrega su hogar, hasta las comodidades que puedan tener y elegir ellos mismos. Hoy por hoy, el trabajar desde casa en conjunto con horarios flexibles, se ha transformado incluso en una forma de atraer y retener el talento dentro de las organizaciones.

  1. Costo y Eficiencia

Es más que claro que si tenemos la necesidad de desplazarnos hacia cada cliente o sitio debemos invertir en transportes, tiempo y otros gastos que podemos evitar, casi completamente, si prestamos un servicio desde casa o de forma remota. Con esto, lograremos hacer más, en menor tiempo y con costos más eficientes, tanto para clientes como para los prestadores de servicio.

  1. Productividad y seguridad

Es claro que trabajar desde casa evita que nos veamos expuestos a un sin número de riesgos que pueden existir en una operación. Desde un accidente de trayecto hasta la exposición a algún agente nocivo. Sabemos que podemos controlar esto en terreno, pero no existe una mejor barrera que simplemente no estar expuesto. Tener trabajadores y servicios que se entreguen de forma remota, colabora en disminuir la exposición al riesgo, aumentando a la vez, la productividad laboral de dicha operación.

  1. Velócidad de respuesta

Muchas veces necesitamos someternos a largos periodos de espera para obtener una respuesta. Probablemente mas de uno de nosotros se ha visto en una situación donde necesitamos un experto en faena para evaluar una máquina y dicha persona no esta disponible sino hasta dentro de algunos días. Cuando tenemos la capacidad de conectarnos a faenas, y visualizar el sitio de forma remota utilizando, por ejemplo, lentes de realidad aumentada, podríamos tener a ese experto evaluando nuestra máquina en horas.

  1. Sustentabilidad

Sin duda el reducir los tiempos de traslados, uso de combustible, disminuir el uso de papel, reducir la cantidad de elementos de protección personal y ropa de trabajo que necesitamos para cada persona que presta un servicio o realiza una labor específica, generará una reducción significativa en las emisiones de carbono y generación de desechos por persona. Esto es algo que debemos tomar en cuenta cada vez más. Pronto dejará de ser una opción y se transformará en una obligación.